Isla de Skye

Isla de Skye

La indómita belleza de la isla de Skye es conocida desde la época victoriana, cuando los primeros alpinistas europeos llegaron hasta aquí para explorar sus valles salvajes y sus montañas.

Unida a tierra firme por un larguísimo puente arqueado, esta maravillosa isla sabrá encantaros con la variedad de paisajes y por ser uno de los rincones de Escocia en los que se custodia y transmite la cultura y el idioma gaélicos.

Como un monstruo prehistórico la isla de Skye parece surgir del mar con su costa dentellada, sus promontorios inaccesibles y desolados y el atractivo arcaico de sus valles.

Consejos

  • El mejor modo de visitar la isla es el de hacer un circuito en el sentido contrario de las agujas del reloj, saliendo de Kikeakyn y llegando a Armadale.
  • La manera más rápida para llegar a la isla es atravesar el Skye Bridge, aunque el modo más panorámico es sin duda usar el ferry que comunica Mallaiga con Armadale.

Qué ver

El extremo nororiental de la isla es el más visitado y el más interesante, en cambio la parte de los montes Cuillin, perdida y solitaria, está indicada a los amantes del excursionismo y del alpinismo.

  • Portree: este pequeño pueblo puede considerarse uno de los puertos más pintorescos de Escocia con sus casitas coloradas, enmarcado en acantilados, con pesqueros amarrados frente a variopintos restaurantes y pub.
  • La espectacular península de Trotternish tiene una extensión de 32km y ostenta los paisajes más sensacionales de la isla gracias a su costa de basalto volcánico, las vertiginosas paredes de los acantilados y de las rocas escarpadas, que tienen su máxima expresión en el Quiraing, una espectacular masa de rocas y pináculos que domina la Staffin Bay a la que se accede por una tortuosa carretera de un carril entre acantilados y puertos de montaña y culmina en el Old Man Of Storr, una inmensa columna de roca con forma de hoja de sauce, de 50m de altura.
  • A lo largo del recorrido panorámico de la península se encuentra el Skye Museum of Island Life situado en el interior de un grupo de blackhouses, o sea las tradicionales casas escocesas con tejado de paja.
    skyemuseum.co.uk
  • Dunvegan Castle: aquí los románticos podrán mecerse en las leyendas ligadas a la Fairy Flag, una bandera de seda amarilla que, según la leyenda, fue donada por un hada al Clan de los MacLeod y que desde entonces se convirtió en baluarte de esperanza y defensa contra los peligros. Cada vez que se izaba sobre los muros del castillo el clan vencía ataques e invasiones.
  • Si bien la mayor parte de la península de Duirinish sea inaccesible a excepción de los excursionistas, es posible dar un largo paseo hasta el faro de Nest Point, colocado sobre una franja de rocas y escollos recubiertos de terciopelo verde. ¡Un panorama que deja sin aliento¡
  • La zona de los montes Cuillin y de las Red Hills, colinas de suaves cimas de granito rosa, está reservada a los excursionistas: existe sólo una carretera en anillo que los abraza de Glenbrittle a Elgol, un recorrido absolutamente impresionante penetra en el corazón de las Red Hills para luego descender en precipicio hasta el mar pasando cerca de uno de los loch más salvajes de Escocia, el Loch Corunisk.

 

Dónde dormir cerca de Isla de Skye

Estás buscando un Hotel cerca de Isla de Skye? Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles en los alrededores de Isla de Skye
¿Es útil para ti este artículo?

Ttu opinión es muy importante para nosotros, vamos a saber lo que piensa con las estrellas

Valoración media 5 en 1 votos