Trossachs

La maravillosa región de los Trossachs a menudo viene definida como las “Highlands en miniatura”: en cualquier estación del año que vengáis a visitarla os quedaréis asombrados de la variedad de paisajes que se extiende de los bosques de mil colores a los montes misteriosos, de los lagos destellantes a los valles solitarios y salvajes.

Pero ésta es también una tierra rica de historia, de clanes y de hombres heroicos como Rob Roy MacGregor, el legendario bandolero personaje que existió en la realidad pero también en la ficción, narrado por Walter Scott en sus novelas. Una tierra de pasiones, de orgullo y de una belleza natural infinita.

Consejos

  • Gracias a su naturaleza exhuberante es una zona muy concurrida en verano, no sólo por turistas sino también por los mismos escoceses y por los ingleses que llegan en multitud para realizar excursiones a pie, en bicicleta y actividades acuáticas o simplemente de veraneo. Por ésto os aconsejamos reservar con la suficiente antelación.
  • Desde el punto de vista de la naturaleza la mejor época para visitar esta zona es el otoño: los valles se tiñen con los maravillosos colores otoñales en contraste con las tonalidades del cielo y los lagos, un verdadero paraíso para los amantes de la fotografía.
  • Si no disponéis de un medio de transporte propio, podéis encomendaros al Trossachs Trundler, un servicio de minibus que efectúa un recorrido panorámico y circular de la zona, aunque el mejor modo de visitar estas tierras es el coche, que os permite deteneros a admirar cada retazo de paisaje siempre que lo deseéis.
  • En la zona llamada Queen Elisabeth Forest Park encontraréis senderos ideales para realizar excursiones a pie, en mountain bike, o de verdadero trekking: es un territorio ideal para este tipo de actividades puesto que es menos accidentado y salvaje que otras zonas de las Highlands.
  • Para efectuar compras de souvenir podéis visitar las tiendas temáticas de Aberfoyle o de Callander, donde encontraréis también varios pub característicos donde pararos para comer.

Qué ver

La excursión por los Trossachs prevee un recorrido que toca lagos y pequeños pasos de montaña verdaderamente fascinantes.

Lake of Menteith

Este encantador lago es el único de Escocia conocido como lago-no lago, indicando no un espejo de agua, sino una depresión de la zona. El lago es realmente delicioso y es aconsejable sobretodo para aquellos que adoran las actividades al aire libre como la pesca o excursiones en barca.

De hecho en la vertiente norte se puede coger un transbordador que lleva a la isla de Inchmahome: aquí se pueden visitar las ruinas del monasterio de Inchmahome, donde escondieron a María I de Escocia (llamada María Estuarda), a la edad de 5 años.

Duke’s Pass

Para admirar paisajes realmente espectaculares hay que entrar en la Achray Forest Drive: es un recorrido panorámico que se extiende en zig-zag a lo largo del bosque de Achray y llega al Duke Pass, un puerto de montaña donde podréis admirar vistas maravillosas en medio de árboles y pequeños valles. En otoño esta zona se tiñe de colores espectaculares y es un verdadero paraíso para los amantes de la fotografía.

En el David Marshall Lodge Visitor Centre se puede recopilar todo el material para seguir los numerosos senderos que se extienden en el parque.

Loch Katrine

Este misterioso lago encajado entre las montañas merece hacer una parada: desde el embarcadero podréis iniciar un maravilloso recorrido a pie que da la vuelta al lago y permite admirar vistas estupendas del Ben Venue.
De abril a octubre un elegante barco de vapor de época victoriana recorre a diario las aguas del lago: es una excursión muy divertida, sobre todo si se viaja con niños.
lochkatrine.com

Sepultura de Rob Roy

El tranquilo pueblo de Balquhidder es famoso por la presencia en su minúsculo cementerio de la sepultura del bandolero Rob Roy, un modesto ganadero y comerciante que tras un mal negocio, se convirtió en un bandido, una especie de Robin Hood escocés, que alimentó muchas leyendas con sus aventuras y sus correrías.

A pesar de su gran fama, acrecentada no sólo por la novela de Walter Scott sino también por la homónima película con Liam Neeson, su tumba permanece intacta y sugerente, desprovista de ornamentos kitch y recuerdos de fans, indicada simplemente con una cruz y una espada.

Mapa

Alojamientos Trossachs

¿Buscas un alojamiento cerca de Trossachs?

Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles cerca de Trossachs
Mostrarme precios